Servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y unidades del Batallón Pichincha del Ejército Nacional, lograron la incautación de 180 kilos de explosivo Anfo, un metro de cordón detonante de fabricación ecuatoriana y cuatro detonadores ineléctricos, en zona rural del municipio de Candelaria (Valle del Cauca).

Los 180 kilos de explosivo Anfo estaban camuflados entre cañaduzales.

Las autoridades obtuvieron información que permitió ubicar el material explosivo  entre unos cañaduzales, el cual pertenecería al grupo armado residual Columna móvil Jaime Martínez de las extintas Farc.

Las indagaciones dan cuenta de que esta disidencia pretendía utilizar el Anfo contra las estaciones de Policía de los municipios vallecaucanos de Pradera y Candelaria.

El explosivo pertenecería a la disidencia columna móvil Jaime Martínez de las extintas FARC y sería utilizado en ataques contra estaciones de Policía en Valle del Cauca.

Tras el hallazgo, el ente acusador abrió una investigación por el delito de concierto para delinquir.  

Esta información se publica por razones de interés general.

La Fiscalía General de la Nación habla con resultados

JGPV/LM/DLBM.

Le puede interesar: Cárcel para cuatro presuntos responsables de lanzar artefacto explosivo contra subestación de Policía Nacional