Durante una diligencia de allanamiento y registro, el grupo investigativo del Gaula CTI, en coordinación con la Secretaría de Integración de Bogotá, lograron rescatar a una mujer de 85 años de edad, quien según lo establecido duró dos años secuestrada en la vivienda donde residía.

De acuerdo con el relato de la víctima, desde comienzos de 2014 fue retenida y sometida a maltratos físicos y psicológicos por parte de una mujer y sus tres hijos; los cuales tenían en arriendo una habitación del mismo inmueble ubicado en el barrio Primavera de la localidad de Puente Aranda, en Bogotá.

Al parecer, estas personas, aprovechando la situación de vulnerabilidad y soledad de la adulta mayor, se adueñaron de la segunda planta de la vivienda y evitaron que la anciana saliera o tuviera contacto con los vecinos, para impedir que denunciara los hechos de los cuales estaba siendo víctima.

Igualmente, en desarrollo del proceso se obtuvo conocimiento de que la presunta secuestradora se apropiaba de los pagos por concepto de arriendos del segundo piso del inmueble e intimidaba a los otros residentes del lugar con amenazas.

La diligencia de allanamiento se realizó con el fin de lograr el restablecimiento de los derechos de la víctima. Entre tanto, la Fiscalía continúa con la investigación por el delito de secuestro simple para establecer responsabilidades en este caso.

 

 

PACM/DLBM