Se trata del caso conocido como Los Prestamistas en el cual varias personas han sido condenadas por su participación en el crimen de los esposos por no devolverle una fuerte suma de dinero que invirtió en la compra de un taxi que nunca recibió a cambio.

La Fiscalía logró que un juez condenara a Joris Manuel Illidge Choles a la pena de 26 años de prisión como autor responsable de los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo y sucesivo con fabricación, tráfico o porte de armas de fuego de defensa personal, por hechos relacionados con el ataque del que fue víctima una pareja de esposos el 15 de marzo de 2017 en el barrio Las Brisas de Ibagué.

En la imagen se ven tres personas detenidas caminando bajo la custodia de un uniformado de la Policía Nacional y un investigador del CTI a las afueras del comando de Policía de Ibagué.
Joris Manuel Illidge Choles (de camisa gris oscuro en medio) fue condenado a 26 años de prisión por doble homicidio agravado y porte de armas de fuego.

Se le impuso como pena accesoria la inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por igual término al de la pena principal.

Los hechos ocurrieron en horas de la noche en el barrio en mención cuando Edna Alejandra Caicedo Camelo y Jaime Andrés Murillo Molina se movilizaban en su vehículo y recibieron impactados por proyectiles de arma de fuego los cuales fueron disparados por el hoy condenado.

La agresión se dio en presencia de dos menores de edad de 2 y 5 años, hijas de la pareja que se dedicaba a la comercialización de frutas y verduras al por mayor en la ciudad.

Luego el atacante emprendió la huida en una moto cuyo conductor lo esperaba cerca del lugar quien fue identificado como Sergio Andrés Pulido Moya, ya condenado por estos hechos.

La Fiscalía General de la Nación logró determinar que Illidge Choles pertenencia a una organización criminal denominada Los Prestamistas, liderada por Lina Magali Andrade Ospina gerente de la empresa M y M y Milton Francisco Parra Muñoz, a quienes se les logró demostrar que estafaban a ciudadanos con el ofrecimiento fraudulento de cupos de taxis, y una vez obtenido el pago de los interesados, procedían a asesinarlos.

Se logró comprobar entonces que los móviles relacionados con el crimen de Edna y su esposo, fueron el contrato de compraventa que ella celebró el 2 de febrero del año 2017 con la empresa M y M por valor de $145.000.000 por la compra de un vehículo Hyundai, el cual jamás le entregaron por lo que ella estaba reclamando el dinero.

La decisión quedó en firme.

La Fiscalía habla con resultados.

PAAM/FAGH/RLM/DST

 

 

La información contenida en este boletín de prensa corresponde a la narración de los hechos noticiosos objetivos, suministrados por los funcionarios encargados de adelantar las investigaciones penales al interior de la Fiscalía General de la Nación. Para el momento de la divulgación de este comunicado, la situación jurídica de la(s) persona(s) relacionada(s) se encuentra pendiente de resolver por la autoridad judicial competente, siempre bajo los preceptos de la presunción de inocencia, consagrados en el artículo 29 de la Constitución Política y el artículo 7º de la Ley 906 de 2004.