Por su participación en el secuestro de los presuntos subversivos Alcides Torres Arias y Ángel David Quintero Benitez, el Juzgado Primero Penal Adjunto del Circuito Especializado  de Antioquia condenó al sargento primero del Ejército Nacional, Héctor Julio Vanegas Ruiz, a 10 años y cinco meses de prisión.

La Fiscalía estableció que el 20 de diciembre de 1995 las víctimas fueron sacadas de la sede de la Brigada XVII del Ejército Nacional en el municipio de Carepa (Antioquia), por integrantes de las autodefensas con la ayuda de varios militares, y que desde entonces se desconoce su paradero. Los investigadores también confirmaron que dos días antes del plagio Torres Arias y Quintero Benítez habían sido capturados en el corregimiento Currulao, municipio de Turbo, señalados de integrar, supuestamente, el Frente 57 de las Farc.

El sargento Vanegas Ruiz, privado de la libertad en una guarnición militar de Bogotá, en diligencia de formulación de cargos para sentencia anticipada aceptó su responsabilidad en el delito de secuestro simple, en condición de cómplice, que le endilgó un fiscal de Derechos Humanos y DIH.

En diligencia de versión libre rendida ante un fiscal de la Unidad Nacional para la Justicia y la Paz, Ever Veloza García, alias H.H., reconoció que el doble secuestro fue ordenado por Carlos Castaño Gil, y que las víctimas fueron trasladadas hasta Buenaventura (Valle del Cauca), donde fueron ultimadas.

Por los mismos hechos ya purgan condenas el ex cabecilla paramilitar Ricardo López Lopez Lora, 20 años de prisión; y los suboficiales (r) del Ejército Nacional, Belkis Margarita Villarruel Molina y Héctor Gutiérrez Vélez, 14 y 25 años de prisión, respectivamente.

Compartir