Inicio Noticias Condenado por homicidio a 34 años de prisión, una chaqueta amarilla que...

Condenado por homicidio a 34 años de prisión, una chaqueta amarilla que lo delató

A 34 años de prisión deberá enfrentarse Reynerio Antonio Vargas Ramírez, luego de la Fiscalía Seccional Caldas lograra demostrar que fue quien disparó en contra de José Ricardo Gómez Arango, en abril de 2013 en un bar de Manzanares (Caldas).  

Aunque el hoy condenado se encuentra evadiendo las autoridades desde el momento de los hechos, una chaqueta amarilla fue la prueba contundente para que se lograra la condena, pues todos los testigos coincidieron en señalar que Vargas Ramírez la vestía esa noche.  

De acuerdo con los testimonios, el victimario llegó al sitio, disparó en varias oportunidades y huyó del lugar. Posteriormente uno de los testigos aseguró que llegó a su vivienda agitado a pedirle que lo dejara dormir ahí esa noche y le confesó que había asesinado a un hombre.  

Este testigo fue clave para determinar que sí llevaba puesta la chaqueta amarilla. También una pareja que estaba con la víctima aseguró en su declaración que la persona que disparó vestía la prenda antes indicada pero que no le vieron la cara porque la tenía tapada con ella. Luego dos personas que caminaban por la ruta por la que Vargas Ramírez huyó, lo identificaron porque lo conocían y también lo describieron con la chaqueta amarilla.  

Luego de esa noche nadie volvió a saber de él y un juzgado lo condenó como reo ausente. 

La Fiscalía habla con resultados. 

 

 

JLH/DSC/LYBT/ACG 

 

 

La información contenida en este boletín de prensa corresponde a la narración de los hechos noticiosos objetivos, suministrados por los funcionarios encargados de adelantar las investigaciones penales al interior de la Fiscalía General de la Nación. Para el momento de la divulgación de este comunicado, la situación jurídica de la(s) persona(s) relacionada(s) se encuentra pendiente de resolver por la autoridad judicial competente, siempre bajo los preceptos de la presunción de inocencia, consagrados en el artículo 29 de la Constitución Política y el artículo 7º de la Ley 906 de 2004

Salir de la versión móvil