El Juez 28 Penal dictó medida de aseguramiento domiciliaria en contra de los imputados. 

El laboratorio de cocaína, hallado en la vereda El Pital, municipio de Jamundí (Valle del Cauca), fue la pista que siguieron los investigadores de la Fiscalía para individualizar a los presuntos integrantes de una organización de narcotráfico.

En las instalaciones de la Fiscalía General, ubicada en  la calle 10 No 5-77, edificio San Francisco de la capital del Valle, servidores del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) hicieron efectivas cinco órdenes de captura, emanadas por el Juzgado 27 Penal Municipal con funciones de control de garantías por el delito de fabricación, tráfico o porte de estupefacientes.

En coordinación con la Fiscalía 11 Especializada, fueron detenidos Álvaro Acosta Sánchez, Jhon Fabio González Castañeda, Albeiro Enrique Calvache, Jesús Arbey Rosero Rivera y Oscar Ramiro Melo Yela.

Los cinco hombres se presentaron voluntariamente ante la Fiscalía en compañía de su abogado defensor.

Los hechos que dieron lugar a la captura se registraron el 19 de febrero de 2016, cuando unidades del batallón de Combate Terrestre 135, de la Tercera Brigada del Ejército, llegaron hasta la vereda El Pital para destruir un laboratorio de producción de cocaína, donde encontraron precursores químicos, 16 kilos del alcaloide, canecas con cocaína líquida, recipientes para el transporte de insumos y una prensa hidráulica utilizada para sellar los paquetes con la droga.

En el lugar se encontraban 13 personas, entre ellos los 5 capturados, trabajando en el procesamiento de la droga, quienes presentaron sus cédulas a los investigadores de Policía Judicial.

Las tropas no realizaron la destrucción del laboratorio, ya que unos 300 habitantes  de la vereda impidieron la captura de las 13 personas,  enfrentándose a los soldados y protagonizando una asonada.

El Juez 28 Penal Municipal con funciones de control de garantías legalizó la captura de los 5 indiciados y avaló la imputación que les hizo la Fiscalía. Los imputados no admitieron su responsabilidad.

El togado impuso medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en el domicilio en contra de todos, así como la caución de $200.000 que deberá pagar cada uno.

 

 

JGPV/DLBM