Por solicitud de un fiscal local de la URI de Puente Aranda, en Bogotá, un juez de control de garantías dictó medida de aseguramiento en contra de tres hombres que habrían hurtado teléfonos celulares en un bus articulado de Transmilenio.

La Fiscalía conoció que el 26 de marzo de 2017, cinco hombres subieron a un bus articulado, y al llegar a la estación Nariño, por la Avenida Caracas hacia el sur de la ciudad, uno de los sujetos se paró en la puerta trasera para evitar que se cerrara; entretanto los demás asaltantes sacaron de su ropa armas blancas, tipo navaja, e intimidaron a los pasajeros, obligándolos a entregar sus celulares.

Una vez cometido el hurto, los hombres se bajaron del bus y, por las voces de auxilio de los pasajeros, una patrulla de la Policía emprendió la persecución de los delincuentes, permitiendo la captura de cuatro de ellos.

Al término de las audiencias, los detenidos no se allanaron a los cargos que la Fiscalía les imputó por hurto calificado y agravado consumado.

El juez por su parte impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario para Brayan Stiven Castro Peña, detención domiciliaria para Johan Stiven Galindo Andrade y Esteban Numpaque Méndez y, dispuso la libertad para el cuarto indiciado por no tener antecedentes, sin embargo este sigue vinculado al proceso.

 

 

LMFO/DLBM