Un hombre identificado como Pedro José Romero Cortés, alias Fercho, fue judicializado por una Fiscalía local, por su presunta responsabilidad en varios hurtos a residencias ubicadas en Cúcuta y Villa del Rosario (Norte de Santander).

Alias Fercho, era uno de los más buscados por el delito de hurto a residencias en Cúcuta y Villa del Rosario (Norte de Santander)

Según las indagaciones de la Fiscalía el procesado en compañía de otros sujetos integraría un grupo delincuencial dedicado al hurto de residencias, y se habrían apoderado de joyas, electrodomésticos y otros objetos de valor por más de 800 millones de pesos. Los hechos ocurrieron en agosto y diciembre de 2021 y, mayo y junio del año en curso.

De acuerdo con las investigaciones adelantadas, el modus operandi de este grupo delincuencial era ingresar a las viviendas en horas de la noche, donde amenazaban con armas de fuego y amordazaban a sus víctimas, para apoderarse de sus bienes.

En uno de los casos ocurrió el 22 de mayo pasado, cuando se llevaron a las víctimas en su propio vehículo hasta su establecimiento comercial y allí les hurtaron la suma de 85 millones de pesos.

Las indagaciones permitieron establecer que alias Fercho, es reincidente en el delito de hurto y es una de los más buscados por esta conducta en la capital nortesantandereana.

En las audiencias preliminares, la Fiscalía le formuló cargos por los delitos de hurto calificado y agravado en concurso homogéneo y sucesivo y secuestro simple.

Por determinación del juez, el hombre fue cobijado con medida de aseguramiento privativa de la libertad en establecimiento carcelario.

La Fiscalía habla con resultados.

 

MPHA/MG/MCMG/DSNS

 

La información contenida en este boletín de prensa corresponde a la narración de los hechos noticiosos objetivos, suministrados por los funcionarios encargados de adelantar las investigaciones penales al interior de la Fiscalía General de la Nación. Para el momento de la divulgación de este comunicado, la situación jurídica de la(s) persona(s) relacionada(s) se encuentra pendiente de resolver por la autoridad judicial competente, siempre bajo los preceptos de la presunción de inocencia, consagrados en el artículo 29 de la Constitución Política y el artículo 7º de la Ley 906 de 2004.