Como presuntos responsables de apoderarse de $ 1 095 000 000 de la EPS Caprecom, el Juzgado Tercero Penal Municipal de Quibdó (Chocó), con funciones de control de garantías, dictó medida de aseguramiento en centro carcelario en contra del contador público Julio César Rosero Mena y contra la empleada de la Rama Judicial, María Escolástica Moreno Salazar.

Los hechos investigados se presentaron en el año 2010, cuando en el Juzgado Primero Civil Municipal de Quibdó se tramitó un proceso administrativo en contra de la mencionada empresa promotora de salud, en el cual se embargaron y cobraron recursos del régimen subsidiado de salud por la referida cantidad.  Para adelantar el proceso judicial se aportaron documentos falsos a nombre de una farmacia de Medellín.

De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía Cuarta Seccional de Quibdó, se utilizaron documentos para hacer creer que el propietario de la droguería suministró a Caprecom millonarias cantidades de diversos medicamentos.

Rosero Mena y Moreno Salazar fueron capturados por el Cuerpo Técnico de Investigación y no se allanaron a los cargos que les imputó la Fiscalía por los delitos de peculado por apropiación y falsedad en documento público y privado.  La medida de aseguramiento fue apelada ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Quibdó.

LFML/DLBM