El Juzgado Segundo Penal del Circuito Especializado de Antioquia sentenció a 34 años de prisión a Franklin David Chalarca Castro, alias El Chato, y a Germán Ovidio Valencia Restrepo, alias Gally; por la desaparición y muerte de 10 personas en zona rural del municipio antioqueño de Sopetrán. 

Los hechos investigados ocurrieron el 24 de abril de 2011 cuando un grupo armado que portaba distintivos de la Policía Nacional, irrumpió en una finca de la vereda El Rodeo de la citada población y luego de preguntar por el paradero de alias Barnie y alias Gomelo de la denominada Oficina de Envigado,  se llevó por la fuerza a Juan Camilo Vallejo Meneses, Juan Camilo Úsuga Lopera, Tatiana Emilia Monsalve Ortega, Jhonatan Orlando Zapata Gañán, Juan Esteban Gómez Martínez, Andrés Felipe Vélez Torres, Diego Alejandro González Rodríguez, Diego Alejandro Gavilanes Agudelo, Frankeinelti Arcenio Ramírez Galvis y Carlos Ignacio Ramírez Cardona.

Antes de huir Los agresores hurtaron cuatro camionetas, tres motos, joyas, equipos celulares y dos portátiles. 

Varios meses después las autoridades hallaron los cuerpos desmembrados de 9 de las víctimas, en la vereda El Pomar del  mismo municipio.  Los investigadores con el apoyo de los médicos forenses lograron la plena identidad de los cuerpos encontrados y  establecieron que Ramírez Cardona continúa desaparecido.

Los dos condenados preacordaron con la Fiscalía y aceptaron cargos por los delitos de desaparición forzada agravada, homicidio agravado, secuestro simple, hurto calificado y agravado, utilización ilegal de uniformes e insignias, daño en bien ajeno y porte ilegal de armas de fuego de uso civil y militar.