Alfonso Gómez Méndez

Fiscal General de la Nación entre 1997 y 2001

Creó las Unidades Nacionales de Fiscalías Especializadas en Delitos contra la Administración Pública, Derechos de Autor, y de Antinarcóticos e Interdicción Marítima. De igual forma, puso en marcha las Salas de Atención al Usuario y el Centro de Atención Integral a Víctimas de Delitos Sexuales en Bogotá y Villavicencio.

Desarrolló el Plan Nacional de Descongestión con Calidad y Seguimiento Mensual en las Seccionales de Fiscalías e inició una lucha en contra de los involucrados en investigaciones relacionadas con el detrimento del patrimonio del Estado.

Logró la descentralización del servicio forense del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, cuando éste pasó a ser un Organismo adscrito a la Fiscalía General.

Durante su gestión también se redactaron y presentaron al Congreso los proyectos de ley que terminaron por aprobarse y convertirse en los nuevos Código Penal y de Procedimiento Penal que empezaron a regir el 24 de julio de 2001.