Carlos Javier Tovar Solorzano, en audiencias preliminares ante un juez con funciones de control de garantías

Fuente: El Heraldo

La Fiscalía General de la Nación informó el hallazgo de 200 kilogramos de explosivos tipo anfo y pentolita, en el sector del Jarillón, en el oriente de Cali, Valle del Cauca.

De acuerdo al ente investigador, el material fue encontrado en una zona despejada, en inmediaciones de la estación de Policía del barrio Alfonso López.

En las inspecciones —dijo— se constató que estaba almacenado en una caneca de cartón prensado, de la cual salían dos cables unidos por un dispositivo eléctrico.

Dada la cantidad y las condiciones en las que se encontraron los explosivos, los técnicos del CTI los destruyeron de manera controlada.

Lea la noticia completa aquí.