El Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, se reunió con la mamá de Sergio Urrego, la señora Alba Lucía Reyes Arenas, quien compartió su experiencia de lucha y defensa por la diversidad sexual.

El encuentro se produjo luego de conocer la decisión del Tribunal Superior de Bogotá que respaldó los elementos probatorios y argumentos presentados por la Fiscalía General de la Nación y mantuvo, en segunda instancia, la decisión de condenar a Amanda Azucena Castillo, exrectora del colegio donde estudió Sergio Urrego.

Ante el testimonio de la señora Reyes Arenas, el Fiscal General reafirmó el compromiso institucional de avanzar en estrategias con enfoque diferencial, para abordar las investigaciones sobre discriminación por orientación sexual en diferentes escenarios, especialmente, en el sector educativo.

“Este es un mensaje muy importante para todos los rectores, profesores, personas encargadas de la educación en colegios públicos y privados en este país: la Fiscalía General de la Nación perseguirá a quienes atropellen los derechos de las personas que pertenezcan a grupos históricamente discriminados. Este mensaje también es para los muchachos que están en los colegios y a las personas que están en las universidades, la Fiscalía no abandonará esta lucha”, precisó.

Por su parte, la mamá de Sergio Urrego hizo un llamado a las familias que, en algún momento, se han sentido rechazadas o discriminadas en los ámbitos escolares. Les pidió defender la diversidad sexual.

Señalo: “En sus hijos se ve el dolor. En sus hijos se tiene que leer lo que está pasando hoy en día en los ámbitos educativos. Es llamar a todas las personas que forman los pilares fundamentales de un ámbito educativo, como son los docentes, las directivas, las psicólogas, las orientadoras. Este también es un mensaje claro a los jóvenes, decirles que no están solos y solas, que aquí hay un derecho constitucional”.

El Tribunal Superior de Bogotá le impuso a la exrectora del colegio donde estudió Sergio Urrego una pena de 8 años y 8 meses de prisión, y confirmó que la sentenciada es responsable de los delitos de falsa denuncia en persona determinada, y ocultamiento, alteración o destrucción de elementos materiales probatorios.

“Estas decisiones judiciales ponen en alto la idea de que en Colombia no puede haber víctimas de persecución por su orientación sexual, circunstancia que incidió en la muerte de Sergio Urrego”, enfatizó el Fiscal General.

Precisamente, los fallos de primera y segunda instancia avalaron lo sustentado por la Fiscalía, en el entendido de que Sergio Urrego fue víctima en el colegio de persecución por su orientación sexual, circunstancia que lo llevó a quitarse la vida el día 4 de agosto de 2014, en un centro comercial del noroccidente de Bogotá.

“Esta es una muestra clara de que la justicia colombiana no precluye, que la justicia colombiana no prescribe, que nosotros y nosotras como familias, como madres, levantaremos nuestra voz por nuestros hijos e hijas diversos siempre, y no solamente por este tipo de minorías ni por orientación sexual, sino por todo tipo de discriminación. Se sienta un precedente en Colombia por la no violencia, la no repetición y por la garantía de los derechos de niñas, niños y adolescentes”, concluyó la mamá de Sergio Urrego, al destacar el valor de la sentencia conocida.

JARG/MCRC/

La Fiscalía habla con resultados.

La información contenida en este boletín de prensa corresponde a la narración de los hechos noticiosos objetivos, suministrados por los funcionarios encargados de adelantar las investigaciones penales al interior de la Fiscalía General de la Nación. Para el momento de la divulgación de este comunicado, la situación jurídica de la(s) persona(s) relacionada(s) se encuentra pendiente de resolver por la autoridad judicial competente, siempre bajo los preceptos de la presunción de inocencia, consagrados en el artículo 29 de la Constitución Política y el artículo 7º de la Ley 906 de 2004.