Por prevaricato por omisión, la Fiscalía imputó cargos a los concejales de San Gil (Santander), Carlos Burgos y Juan Carlos Sánchez, ante el Juzgado Promiscuo de Pinchote, en el mismo departamento.

El ente acusador solicitó las ordenes de captura contra la mesa directiva del Concejo Municipal, por las presuntas irregularidades que se cometieron en el proceso de elección del Personero en el año 2012, tras el desacato de una orden judicial.

El pasado 7 de julio, el concejal Ciro Moreno fue cobijado con medida de aseguramiento domiciliaria por el mismo proceso.

Los cabildantes Burgos y Sánchez no fueron cobijados con medida privativa de la libertad, decisión que fue apelada la Fiscalía.

 

 

DRAO/DLBM

Compartir