• Fueron judicializados dos de los presuntos responsables de un triple homicidio ocurrido en Ansermanuevo, el pasado 13 febrero.

  • De otra parte, fue capturado alias Caquín, señalado máximo cabecilla de ‘Los Flacos’.

La lucha permanente en contra de las organizaciones delincuenciales que afectan la seguridad ciudadana, y las acciones investigativas priorizadas por la Fiscal General de la Nación (e), Martha Janeth Mancera, permitió impactar al grupo ilegal ‘Los Flacos’, responsable de homicidios y tráfico de estupefacientes en Valle del Cauca y el Eje Cafetero.

Cárcel para presuntos responsables de homicidio colectivo en Ansermanuevo

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Luis Alejandro Rúa Parra, alias Cachas; y Sebastián Quintero Agudelo, alias Lito, dos presuntos integrantes de ‘Los Flacos’ que estarían involucrados en un triple homicidio ocurrido el pasado 13 de febrero, en Ansermanuevo (Valle del Cauca).

Los hechos investigados ocurrieron en un establecimiento de comercio. Un grupo armado ingresó y disparó indiscriminadamente en contra de los ocupantes. Dos mujeres y un hombre murieron; y otras tres personas quedaron heridas. Por su parte, los señalados agresores escaparon en dos motocicletas.

Quintero Agudelo sería uno de los conductores de los vehículos usados en la huida; mientras que Rúa Parra, al parecer, fue uno de los que atacó con arma de fuego a las víctimas. Los dos hombres fueron capturados minutos después del crimen por unidades de la Policía Nacional.

La evidencia técnica recolectada y analizada por el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), a través de estudios balísticos, informática forense, inventario de antenas y lofoscopia, entre otras especialidades, darían cuenta de la participación de ‘Cachas’ y ‘Lito’ en la acción violenta.

En este sentido, un fiscal del Grupo de Homicidios Colectivos de la Delegada para la Seguridad Territorial les imputó los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio; y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones. Los cargos no fueron aceptados.

La caída de un cabecilla

La labor articulada de la Fiscalía General de la Nación y la DIJIN de la Policía Nacional permitió capturar al señalado máximo cabecilla de ‘Los Flacos’. Se trata de Breiner Montoya Serna, alias Caquín, quien fue localizado en un centro comercial de Pereira (Risaralda).

Durante el procedimiento el hombre presentó una cédula de ciudadanía que correspondería otra persona, por lo que fue necesario trasladarlo a una unidad policial para establecer su verdadera identidad.

Los elementos de prueba indican que esta persona habría asumido el control de las actividades ilícitas de ‘Los Flacos’, luego de la captura de su hermano el 12 de septiembre de 2022. Actualmente, estaría a cargo de dirigir la venta de sustancias ilícitas al menudeo y un componente armado señalado de materializar varios homicidios selectivos en Valle del Cauca y el Eje Cafetero.

Por ahora, un fiscal de la Dirección Especializada contra el Narcotráfico imputará alias Caquín los delitos de concierto para delinquir agravado; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes; fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones; y falsedad en documento público. En los próximos días, un fiscal de la Seccional Valle del Cauca, con sede en Buga, también lo imputará por su posible participación en, por lo menos, 15 homicidios.

Esta información se publica por razones de interés general.

Fiscalía habla con resultados.

 

 

 

JSV/AMCJ/JARG/CA/DST/MGGG/DECN/MCRC/

 

 

 

La información contenida en este boletín de prensa corresponde a la narración de los hechos noticiosos objetivos, suministrados por los funcionarios encargados de adelantar las investigaciones penales al interior de la Fiscalía General de la Nación. Para el momento de la divulgación de este comunicado, la situación jurídica de la(s) persona(s) relacionada(s) se encuentra pendiente de resolver por la autoridad judicial competente, siempre bajo los preceptos de la presunción de inocencia, consagrados en el artículo 29 de la Constitución Política y el artículo 7º de la Ley 906 de 2004.