Gabriel Ignacio García Morales, exviceministro de Transporte, aceptó los cargos que la Fiscalía le imputó por los hechos que lo vinculan con las irregularidades en la adjudicación de los contratos del Tramo Dos de la Ruta del Sol a la firma brasileña Odebrecht a finales de 2008.

Para esa época, García Morales se desempeñaba como director del Instituto Nacional de Concesiones (Inco).

El ex funcionario público deberá responder entonces por los delitos de cohecho impropio, interés indebido en la celebración de contratos y enriquecimiento ilícito.

Según lo establecido en la investigación, García Morales, primer capturado por el caso Odebrecht, habría recibido US$6.5 millones para dicha adjudicación.

El juez de control de garantías acogió los argumentos expuestos por la Fiscalía y le dictó medida de aseguramiento intramuros al procesado.

 

 

PACM/DLBM

 

Compartir