Investigadores de la Subdirección Seccional CTI Magdalena materializaron en las últimas horas la aprehensión de María de Socorro Andrade Cortés y Alonso Felipe Redondo Iglesias, contra quienes pesaba una orden judicial vigente para cumplir medida de aseguramiento preventiva en su lugar de residencia, proferida por la Fiscalía 15 de la Dirección Nacional Especializada contra el Terrorismo de Bogotá.

Según la investigación adelantada bajo la ley 600, los hechos ocurrieron entre los años 2003 y 2004, cuando los sindicados fungían como gerentes de los hospitales de primer nivel de los municipios de Algarrobo y Concordia (Magdalena), donde al parecer incurrieron en irregularidades en la celebración de contratos con la Fundación Mujeres de la Provincia.

Uno de los contratos consistía en la instalación de un software financiero por $15 000 000 millones de pesos, y el otro contrato relacionado con desechos hospitalarios por un valor de $4 500 000.

 

 

NIGC/DLBM

 

2total visits,2visits today

Compartir