La Juez 29 Penal Municipal de Bogotá, con función de control de garantías, cobijó con medida de aseguramiento de detención domiciliaria a cinco funcionarios y exfuncionarios de la Nueva Entidad Promotora de Salud, vinculados por su presunta responsabilidad en el trámite fraudulento de recobros que les representaron más de 10 mil millones de pesos.

En audiencia pública la Fiscalía les imputó los delitos de fraude procesal, falsedad en documento privado y estafa agravada a: Javier Agudelo Valencia, vicepresidente de la Nueva EPS; Adriana Páez Lizarazo, gerente de Recobros; Claudia Helena Sánchez Amorocho; gerente Operativa de Salud; María Jimena García y Henry Gonzáles Ramírez, coordinadores de los Comités Técnicos Comerciales y de Tutela.

Ninguno de los imputados aceptó cargos, y al término de la diligencia de solicitud de imposición de medida la juez de garantías aceptó la solicitud de la Fiscalía y afectó con medida intramuro a los procesados. Sin embargo, la defensa técnica repuso la decisión y el despacho judicial al considerar que son infractores primarios que no tienen antecedentes penales, son profesionales y cuentan con arraigo, los envió con detención a sus lugares de residencia.

Compartir