La Dirección Seccional Medellín, a través de su Programa de Prevención del Delito – Futuro Colombia, viene promoviendo desde diciembre de 2016 una campaña de autocuidado titulada “No compro robado”.

Con este eslogan la Fiscalía y la Alcaldía de Medellín buscan incentivar acciones de prevención para disminuir el número de víctimas de hurto e informar las consecuencias de incurrir en el delito de receptación, comprando elementos robados.

Según el Grupo de Análisis Criminal (SAC) del CTI, estas conductas aumentan día a día, principalmente en el centro de la ciudad, donde continuamente se evidencia la compra y venta de este tipo de objetos, sobre todo teléfonos móviles.

En el mismo sector, también se estableció que el delito de hurto, en la modalidad de fleteo, ha incrementado, teniendo en cuenta la cantidad de entidades bancarias existentes allí.

La campaña coordinada por el Programa Futuro Colombia contó con la presencia de los servidores del CTI, quienes interactuaron con los ciudadanos y les brindaron información sobre los delitos y la prevención a través del autocuidado que se debe adoptar frente a estos.

Estas acciones se realizan en los sectores más transitados de la ciudad, donde convergen varios centros comerciales y entidades bancarias; lugares donde se presentan con mayor frecuencia los hechos delictivos.

 

PACM/DLBM

SHARE