La Fuerza Pública de Colombia no asumirá responsabilidades colectivas dentro del proceso de justicia transicional pactado en La Habana (Cuba) porque siempre ha actuado dentro de la institucionalidad, por eso, los casos puntuales deben ser tratados individualmente.

Se parte del presupuesto de que entre los miembros de la Fuerza Pública ha habido violaciones individuales de los derechos humanos y sus responsables deben asumir los casos de la misma manera en el contexto de la justicia transicional.

“Una de las grandes innovaciones de lo pactado en La Habana es que habrá asunción de responsabilidades colectivas por parte de las FARC –señaló el Fiscal General, Eduardo Montealegre–. Eso no va a pasar dentro de la Fuerza Pública. No vamos a ver una Fuerza Pública asumiendo colectivamente responsabilidades porque esta ha actuado dentro de la institucionalidad y hay unos casos individuales de violaciones a los derechos humanos”.

Como el fenómeno no se puede trasladar a la Fuerza Pública, dependerá de los casos individuales donde los miembros de ella como soldados, generales y coroneles decidirán individualmente si van a justicia transicional, explicó Montealegre.

Por eso, el Congreso de la República expedirá un estatuto donde diga cómo se regulará la libertad, tanto de insurgentes como miembros de la Fuerza Pública.

El requisito de asumir responsabilidades como pauta o elemento central para la Justicia Transicional ya está en la Constitución. No es un capricho de la Habana o del Presidente. La Constitución actual exige que para entrar en Justicia Transicional es necesario asumir responsabilidades.

Además, en Colombia ya ha pasado así. Durante el proceso de desmovilización de los paramilitares, uno de los presupuestos fundamentales del proceso fue la confesión. Si es bueno para ese caso, no puede ser malo para desmovilizar a los actores del conflicto, señaló el Fiscal General.

 

AAEA

SHARE