La Dirección Seccional de Fiscalias de Bogotá obtuvo 7157 sentencias condenatorias durante el 2013, de las cuales el 64,07 por ciento se alcanzó gracias a procesos en los cuales los imputados aceptaron los cargos.

El informe presentado por Jorge Eduardo Carranza Piña, director seccional, indica que 4586 casos se dieron por aceptación de parte de los implicados, 746 por acusación lograda gracias a preacuerdos y 1825 por acusación directa. En estos procesos participaron 699 fiscales y 1170 servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI). Estas personas están adscritas a las 50 unidades que cubren la capital del país.

El funcionario también recalcó que es altamente positivo el haber alcanzado 14.012 imputaciones en procesos que están desarrollándose.

Según el balance, durante el 2013 en Bogotá se presentaron 467.192 denuncias,  de las cuales fueron archvadas 162.709 por no existir sujeto activo y pasivo para sacar adelante la acción penal. Asimismo, cuando las denuncias contemplaron conductas que no eran típicas se archivaron 66.339 procesos y en 2061 casos se archivaron al no existir hecho.

De la misma manera, las cifras para éste año señalan que por extinción de la acción penal se presentaron 8517 procesos, siendo la causal más notoria el desistimiento, del cual hubo 6810, es decir un 80 por ciento de los procesos registrados.

En este sentido, Carranza informó que por conciliación en los estrados concluyeron 4643 casos, por muerte del indiciado concluyeron 166 procesos y por prescripción apenas hubo 122 casos.

Dentro de la investigación, la Fiscalía Seccional de Bogotá aplicó el principio de oportunidad en 74 procesos.

SHARE