La Fiscalía General de la Nación, en una tarea articulada con la Policía Nacional y el Ejército Nacional, capturó a nueve presuntos integrantes de una organización que recibiría órdenes directas de Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, máximo cabecilla del Clan del Golfo, que pretende expandir su actuar ilegal en departamentos como Meta.

La información recopilada tras múltiples operaciones realizadas contra la organización criminal denominada Clan del Golfo, permitió conocer un nuevo intento de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, por posicionar sus actividades ilícitas en los llanos orientales.

La instrucción presuntamente fue impartida a un hombre conocido como Garipare y consistía en armar a un grupo de personas desde la región de Urabá, y llevarlo a Meta y Vichada con el propósito de disputar violentamente zonas de antigua injerencia de las Farc o llegar a acuerdos con otras organizaciones narcotraficantes como Los Puntilleros, para garantizar la producción y salida de cocaína.

La organización ilegal llegó a algunos municipios de Meta y habría alcanzado a extorsionar e intimidar a varios pobladores, comerciantes y ganaderos. Adicionalmente, ordenó algunos asesinatos selectivos ocurridos en los últimos seis meses.

Gracias al trabajo articulado de la Fiscalía General de la Nación, la Policía Nacional y el Ejército Nacional, nueve de los señalados integrantes de esta estructura del Clan del Golfo fueron identificados y capturados en una operación simultánea realizada en Meta y Cundinamarca.

Entre los detenidos está alias Garipare, señalado jefe del grupo, y alias Cano, presunto responsable de la parte armada; los demás son conocidos con los alias de Alirio, Bon Bom Bun, Paisa Aburrido, Niche, Téllez, Matiz y Kelly.

Los nueve capturados fueron presentados en audiencia de control de garantías y la Fiscalía les imputó los delitos de concierto para delinquir agravado, extorsión, homicidio y desplazamiento forzado.

Por disposición del juez, siete de los procesados fueron cobijados con medida de aseguramiento en centro carcelario.

De esta manera es neutralizado otro propósito criminal de alias Otoniel, quien ya había perdido a dos de sus enviados narcotraficantes en los llanos orientales,   alias Franklin y alias JJ, capturados en 2016.

 

JARG

 

SHARE